Buscar

Tono de voz como fidelizacion de marca

Actualizado: hace un día


Iniciemos dejando esto en claro. A partir de este momento tu marca deja de ser algo intangible.


Te quiero preguntar algo ¿Quién es tu empresa? ¿Quién es tu marca?



Si la tuvieras que describir como una persona, entonces, ¿cómo luce? ¿cómo habla? ¿cómo piensa?


Tu marca se comunica, y es la encargada de generar el portal entre vos y tu cliente. Cuando te hablo de comunicación NO ES SOLO postear imágenes o contenido de lo que vendés. ¡Mal, mal, si lo estás trabajando así!


Siempre, siempre debés mantener una coherencia entre cómo te expresás verbalmente, que es donde nos centraremos hoy, tus valores como marca, tu forma de hablar y expresarte y ahora pos si, cómo te expresás visualmente.


Y acá entonces podemos adentrarnos en el hermoso mundo del tono de voz. ¿Sabés de que hablo? Si no, no te preocupés. Probablemente ya tengás uno, incluso, o ahora vas a desarrollarlo, ¡por amor a tu marca!


Cuando te preguntaba que, quién es tu marca, es porque justo ahí inicia el tono de voz, tu marca debe tener definidos los valores, como quiere mostrarse ante el mercado. Es decir mantener coherencia.


No podés mostrarte como una marca juvenil, fresca y actual, pero hablar como un abogado que utilizaría corbata y utiliza frases formales y estructuradas. Por acá va el asunto. Debés dar el mismo mensaje siempre, con tu comportamiento como marca, tus expresiones, tu lenguaje y el cómo lucís.





¡Plus! Definir tu tono de voz tiene puntos super positivos para tu marca:

Te hace ganar visibilidad, ¡ohh si!

Aporta consistencia a tu marca

Causa buena impresión

Atrae nuevos clientes

Te conecta con los clientes que ya tenés


Ahora, ya tenés un panorama, y estoy segura que al menos tenés una idea en mente que quien es tu marca, pero ¡hagámoslo juntos!

¿Qué tal una guía para que ahora sí, definás tu tono!


Primero lo primero, esta es la primer pregunta que te tenés que hacer para poder iniciar:


¿Qué querés que los demás entiendan de vos?

Este es el contexto de audiencia. La percepción que querés dar ante tu audiencia.

¿La tenés si? Ok, continuemos


Es momento de centrar el resto de las ideas.


1. Paso UNOOO. Personalidad y valores de la marca


¿Cómo querés que te perciban? Te doy unos ejemplos, te pueden percibir como una marca seria, divertida, romántica o sarcástica incluso. Suena fácil de elegir, ¿cierto? Pero no depende sólo de vos, sino de lo que tu público quiere recibir, de cómo les guste ser tratados.


¡Tip! Con esta serie de datos te será más sencillo definir tu personalidad y valores.


Elegí 3 adjetivos que te definan. ¿Cómo querés ser percibido?

Elegí 3 adjetivos que NO te definan. ¿Cómo NO querés ser percibido?

Ahora, escribí los 3 valores que mejor definan tu marca.

Y también escribí las emociones que querés despertar en tu audiencia.


Ahora que tenés esta lista ahí a tu alcance, ¿qué tono se adapta y transmite esa lista?

¡Hey! No te preocupés al final te voy a dejar una lista de posibles tonos de voz para que podás analizarlos y ver cual se ajusta a vos.

Es momento de la parte más interesante, ¡sí, sí! Vamos a crear un perfil físico.

¿Cómo se ve tu marca? Describí todo. ¿Tiene pelo? ¿Cómo luce? ¿Cómo viste? ¿De qué color es? ¿De qué color son sus ojos? ¿Es alto? ¿Tiene género? ¡Todo!


Y pues sí, claro que tiene personalidad, ¿Cómo habla? ¿Qué palabras utiliza? ¿Cómo es su voz? ¿Cuál es su acento? ¿Qué frases usa?

2. Lenguaje


Ahora vamos a identificar tu idioma, y por idioma me refiero a las personas que querés atraer.


¿Cómo hablan esas personas? - Si hablan de esa forma, ¿cómo me logro conectar con ellas?

¿Cuál es su necesidad? - Si es ese entonces, ¿cómo lo podés resolver?


3. Persona de habla


Tu marca habla de: vos - tu- usted


Definilo según la personalidad que detallaste. Y recordá que siempre debe estar presente en todo texto o imagen que posteés.


Tal vez te funcione saber que “tú” refleja cercanía, confianza, y “usted” seriedad. Cual se adapta mejor a tu marca, ya lo sabrás vos.


4. ¡Paso final! Tono


Acá es donde entra en juego la facilidad que tengás de adaptarte rápidamente a las situaciones, la voz nunca va a cambiar, pero el tono se adapta según la situación, y por eso es importante que tengás ya un respaldo de cómo actuar o contestar antes ciertas situaciones que se puedan presentar.


Definamos primero las palabras y expresiones más utilizadas. ¿Insulta? ¿Utiliza muletillas? Hacé una lista, ¡te va a funcionar!


Ya que tenés esto, es importante plantearte escenarios. ¿Cómo se expresa ante una situación triste? ¿Cómo se disculpa? Incluso, ¿se disculpa? ¿Qué posición tiene ante temas controversiales? Esto es importantísimo, más si no es tu marca la que vas a llevar.


¡Consejo! Hacé una lista de estos temas y el punto de vista de cada uno.




Acá te voy a dejar algunos recursos que te pueden ayudar muchísimo a la hora de iniciar a aplicar tu tono de voz:


El humor: Es un recurso que encanta a los lectores, pero claro, siempre con elegancia y sin ser ofensivo. Si lo utilizás correctamente vas a lograr sentir amenos, en confianza y lograrás que la personalidad de tu marca sea reconocida positivamente.


Metáforas: ¡Preciosas! Además, generan fuerza expresiva cuando te querés comunicar.


Comparaciones: Podés aprovechar las comparaciones para relaciones y explicar conceptos, además, ¡super plus! Si involucrás la comparación en situaciones cotidianas que hagan sentir identificados a los clientes tu producto con su día a día.


Enumerar y hacer listas: De verdad, de verdad que te salvan, para tu contenido interno tanto como a la hora de generar textos para tus publicaciones.


Te ayudarán a aligerar textos y lograrás más lecturas que cuando ponés todo en un párrafo completo.


Ritmo: Es importante que mantengás un balance entre frases largas, medias y cortas para que tus textos no aburran al lector.


Expresiones: Podés adoptar expresiones, ¡hacelo! Le dará identidad propia a tu marca, y con el tiempo las personas siempre la asociarán con vos donde sea que la escuchen, o bueno, ¡que la lean!


Storytelling: Una forma increíblemente poderosa para conectar con tu público es con una historia, dejalos que se involucren con lo que les querés decir, incluso que se sientan conectados e identificados con lo que les querés contar.


Usá los que creás que te hacen más fuerte como marca, pero siempre mantené coherencia, y aplicá el mismo tono de voz en todo. ¡Vas a notar la diferencia y tu público también!



Por último, te dije que te iba a dejar una lista de posibles tonos de voz para tu marca, ¡no lo olvidé! Acá te los dejo:


  • Profesional

  • Corporativo

  • Demostrativo

  • Explicativo

  • Testimonial

  • Informal

  • Juvenil

  • Cercano

  • Humorístico

  • Humilde

  • Empático

  • Emocional

  • Intrigante

  • Conciliador

  • Sarcástico

  • Doble sentido

¿Cuál es el tuyo? Ahora que lo sabés, iniciá a identificarlo y aplicarlo.


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo